diumenge, 14 d’abril de 2013

Reencarnación y Cajón Desastre Uno

. 
*

. 

. 

Apreciados lectores o lectoras: 
. 

Sí, queridos y queridas, porque los otros, los agentes de la Plaga Emocional que hasta ahora han infectado, con su espiritualidad muerta, negativa o asesina, las zonas de comentarios abiertas de mis blogs, en realidad no son lectores, sino ejecutores de todo lo que eventualmente pueda albergar Amor, Inteligencia, Esperanza o Vida. 

Pero no nos pongamos tristes, ¡ea!,  :-) !!, que eso es lo que buscan, que nos desanimemos. Pues que se hodan, y a ver qué os parece lo que os reproduzco a continuación ;-)  

¡Ah, claro!, el perenne, pero no omitible aviso: texto del año 28.251, genérico del lenguaje, el femenino. Y sí, es un poco un pupurri, pero es que no veo otra forma de poder incluir algunas cosillas que han ido quedando sueltas, por aquí y por allá, del texto del todo original. 

¡Vamós allá :-) !! 


Al hilo de algo que, de pasada, he comentado antes sobre la reencarnación, nuestras (y utilizaré una palabra que a ellas les gusta mucho), nuestras compañeras extraterrestres nos han transmitido su preocupación sobre lo de que nos arranquemos pelos, uñas y dientes, porque dicen que, por más que nos hayan podido llegar a escandalizar, con ello quizá acabemos olvidándonos de que, tenerlos, seguimos teniendo tales tres estigmas

El caso es que, dado cómo nos gusta lo de orgasmar, temen, con toda la razón, que insistamos una y otra vez en desear reencarnarnos en humanas para así seguir felizmente orgasmando, sin tener en cuenta que nuestro destino o camino cósmico es el de progresar hacia otras especies racionales de otros Planetas que tengan menos o ningún estigma de características similares. 

Aparte, está el hecho de que, aun cuando se preserve la condición de "humana", en la reencarnación tanto se puede viajar hacia adelante como atrás en el tiempo, y no todos esos tiempos sobre este Planeta, para los seres humanos, fueron precisamente tan felices como los actuales

No nos piden para nada que follemos u orgasmemos menos, por supuesto (aparte de que les iba a hacer caso su madre, si la tienen), sino solamente que no olvidemos meditar sobre estas otras cuestiones, pues comentan que ya comienzan a estar un poco sobrecargadas de trabajo con eso de gestionarnos el que podamos vivir varias vidas como ésta seguidas, consiguiendo muchas veces in extremis que se nos diera otra nueva vida de tan agradable semiparaíso antes de pasar a vivir alguna o varias de las quizá no tan buenas que, de todas formas, probablemente nos aguardan. 

Obran así con la secreta esperanza de ver si, por casualidad, de una vez por todas adquirimos mayores dosis de sensatez y conocimiento, y nos preparamos algo más conscientemente para dejar de pedir siempre el aplazar lo de vivir esas otras vidas presumiblemente no tan gratas. 

Y cuando no es por esta razón que nos gestionan tales prórrogas o aplazamientos, lo hacen movidos por esa otra esperanza (aunque débil, en el fondo también indestructible) de que se dé algún milagro y, en verdad, alcancemos la Luz en vida, y pasemos directamente a existir en una superior categoría cósmica, o bien que nuestro siguiente nacimiento se vea agraciado con el galardón de hacerlo (el nacer) covertidas en PAC o Portal de Activación Galáctica, con esa oportunidad de salto hacia dimensiones superiores de existencia que el tener tal característica PAC implica. 

Buenos deseos que, al tiempo, saben de fijo que solo estarán al alcance de una reducida cantidad de personas. En todo caso, y como sabemos que nos quieren, solemos prestar bastante atención a todo lo que nos van contando, y no lo vamos alegremente olvidando como quien oye llover. 
. 
. 
*
. 

. 
***
. 
Gracias siempre a la misma fuente, también sabemos ahora que son ciertas las conjeturas metafísicas según las cuales, por más sofisticados aparatos que se puedan llegar a construir, probablemente nunca se pueda, desde la materia, detectar nada parauniversal, si bien, paradójicamente, sabemos que podemos manipularlo (a ciegas, pero lo hacemos), pues ahí entra o de ahí sale, ajustándose así el balance, la energía involucrada, en forma material o no, en el proceso de los viajes espacio temporales. ¡Qué cosas! 

Desde el Parauniverso, en cambio, sí que se puede interactuar con la materia, siempre que en ello intervenga una voluntad más o menos consciente que tal desee y haga, aunque interactuaciones así difícilmente rebasan el nivel de lo hipomicroscópico, por el enorme gasto de energía en origen parauniversal que suponen. 

Y como, por depender de esos actos volitivos que están más allá de nuestra capacidad de influencia o control sobre ellos, esas interactuaciones son, en principio, impredictibles desde nuestro mundo material, no se pueden detectar, ni mucho menos repetir a voluntad en laboratorio alguno, salvo que un buen día se diera o se dé el hipotético caso de que alguien aceptara colaborar desde el Parauniverso, caso este que, que sepamos, aún no se ha dado, al menos por estos parajes interestelares, pero cuya posibilidad Ellas nos están ahora mismo negociando ya en Vega, superados los trámites en Benavarri, digo en Altair. 

---[ y este error tan tonto, me pregunto yo, ¿a cuenta de qué habrá venido? ¿tal vez algún recuerdo inconsciente del pasado, Recuerdos desde el Futuro, y Regreso o Retorno a las Estrellas?; aunque, desde luego, y según todas las holografías (no muchas) de la zona que, desde vuestros tiempos hasta los actuales, se han conservado, Benavarri parece ser que fue un pueblo y un entorno bien bonitos, ¡ojalá todos los entornos del Planeta hubieran sabido conservar esos niveles de belleza y de sostenibilidad en el trato con el entorno y respeto por la Vida Vegetal !! ]--- 

Completan su información nuestras estimadas extraterrestres comentando que les parece sumamente acertada la práctica tradicional que tenemos de, todos los días, y por un espacio no inferior a los cinco minutos, modosamente exhibirnos desnudas ante el Universo, pues nos dicen que, con ello, también lo hacemos ante el Parauniverso. Y aunque igualmente comparten que lo ideal es que lo hagamos, como mínimo, desde nuestros balcones, comprenden que en según qué épocas del año pueda hacer demasiado frío y, por tanto, que en tal situación lo hagamos resguardadas tras nuestras ventanas. 

La hora preferida de exhibirnos que tenemos la mayoría es a la puesta del Sol y la aparición de las primeras estrellas, pero cualquier momento puede ser bueno. Y contra lo que pudiera en un principio parecer, este exhibirse ante los Universos es, ante todo, un acto de íntimo, casi místico recogimiento, y de comunión con la vida. Pero, bueno, se comprende que es mucho más fácil agradecer los favores recibidos cuando se es feliz que no cuando las cosas no van precisamente bien dadas. 

Por último, y siempre recordándonos que esencialmente somos seres de luz, dicen que la comunidad de sueños y los viajes astrales y demás, eso que hoy en día desde la ciencia humana se clasifica como sueños individuales, sueños sociales, sueños implantados, viajes astrales y abducciones. está todo basado en que todos y cada uno de los seres humanos tenemos tanto nuestro cordón de plata de unión con el cuerpo físico como nuestro punto de anclaje en el Parauniverso. 

Y dicen no saber a ciencia cierta por qué, en épocas pasadas, la gente no comprendió que las enseñanzas del Don Juan de Castaneda, habitualmente, eran para tenerlas presentes y en cuenta al pie de la letra, no como meras parábolas o figuras retóricas. 

Como ahora todas somos la mar de felices, dicen que actualmente todas las humanas somos resplandecientes, porque vamos súper cargados de energía hasta alcanzar la senilidad, y que ya no se produce el lamentable espectáculo que se describía en tales escritos, cuando la gente, a partir de los doce o trece años, apenas si tenía el nivel de energía suficiente para que les llegara a la altura de los toes o dedos de los pies. 


*


"...vivir alguna o varias de las quizá no tan buenas que, de todas formas, probablemente nos aguardan....", va y dice el tío... Y a mí me da no sé el qué, una sensación rara, consciente como soy de que esto de ir viviendo diversas vidas es, más o menos, como situar una serie de episodios de un mismo protagonista en los que, por decir algo, al acaecido en 28.251 le siguiera uno ambientado en los tiempos actuales. 

Y la verdad, pues que no sé yo hacia donde transmigró quizá ese sujeto, dado que lo que está claro es que a quien hizo depositario inicial de su texto fue precisamente a mí. 

Bueno, pues basta por hoy, ¿no? Y sí, "Cajón Desastre Uno" no es que suene muy bien, pero es bastante descriptivo, ¿no :-D? 

saludos cordiales :-)  
ET & forrest gump. 
.. 
. 
. 
*

. 
micrositios.todamorelia.com

. .
****************** 
.. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada