divendres, 26 d’abril de 2013

Cajón Desastre Dos

. 

. 
Algunos, por su intrínseca maldad, no pueden evitar ver así... (sigue en la foto del final) 

.
. 


Apreciados lectores y lectoras: 

A fin de zanjar, por ahora, un par de cuestiones aún abiertas, he optado por editar, en este Cajón Desastre (que lo mismo ha de valer para un roto que para un descosido), lo que pasaré a detallar a continuación: 

. 
. 
*
. 
. 
Confluencia de Caminos o Senderos. 

Habiéndose publicado aquí como post los comentarios del post "El Amor puede ser Ciego, pero no Tonto (y II, espero)" de mi blog "Conversaciones con Altair" en los que, entre malignas carcajadas, me auproclamaba como el Anticristo, lógico parece entonces que vean igualmente la luz aquí, en forma de post, y en la parte que implican una clara continuidad con temas bien propios de este blog, como pueden ser ampliaciones sobre las cuestiones de las almas, las estrellas, la vida misma :-) , cosas, en fin (menos la Magia Negra :-D), del todo procedentes que salgan a la luz o se polemice sobre ellas es este espacio. 

Me limito a la reproducción de los textos, sin la pesadez de las cabeceras y demás, pues la versión facsímil, que incluye otras materias, la tenéis en el post "Un martes víspera de un Miércoles" de mi blog de defensa. 
. 
. 
**

. 
Asunto: Sobre las estrellas y sus nombres
.
Bueno, pues por supuesto que, así de entrada, pocas cosas puede haber más irrelevantes que el cómo se llaman ( o las llamamos) o se dejan de llamar las estrellas, porque todas son espectaculares * * * * * * * * * * * y muy bonitas en su concreta singularidad que caracteriza a todas y cada una de ellas. 

Y de hecho, de niño, adolescente, joven y hasta maduro, me repateaban aquellas personas que, tras hacer una exhibición de su conocimiento del nombre de las diversas estrellas o constelaciones, pasaban a no hacer ni el más puñetero caso de ellas, mientras que yo, que no conocía el nombre nada más que del o de la súper brillante Venus (también conocido como "lucero del alba", pese a que igualmente puede verse al amanecer que al atardecer, todo depende de su posición relativa con el Sol y nuestro propio Planeta), me podía tirar buenos ratos completamente arrobado contemplando su luminosidad, la de Venus, y la de muchas "desconocidas" más. 

Y eso, esa auténtica comunicación, ese "sentir" que de repente hemos descubierto una estrella nueva en los cielos, allí donde pensábamos que no había nada ni antes veíamos nada, ese, tras reflexionar, comprender que en realidad ha sido la estrella la que nos ha descubierto y contactado a nosotros, eso es lo que vale, aparte de la belleza y mayor o menor luminosidad o colorido que exhiban. 

Sin embargo, y una vez que se tiene meridianamente claro todo esto, que todas son sensacionales, es imposible no acabar por fijarse especialmente en algunas de ellas, y comenzar a interesarse, muy particularizadamente, por su "vida y milagros", o cosas como su distancia estimada respecto a la Tierra, el por qué de sus colores o tonalidades, si son muy antiguas o relativamente nuevas.... Y es ahí, por ese camino, por ese lento, lentííísimo camino que sí que va adquiriendo sentido terminar conociendo los nombres por los que las denominamos, y que permiten, incluso, escribir cosas tan abstrusas (peor que el álgebra, vaya) como las que escribí yo en la "Prueba de Verificación" en el blog de la Magia (por cierto, y no sé si ya te lo pregunté: tú este año, ¿qué das, Física o Química, jajajajaja?) 

Es bueno mirar las estrellas, porque significará que, incluso desconsolados, aún conservamos un resquicio de buen estado de ánimo que nos permita "perder" algún tiempo con tan "tonta" ocupación.Pero especialmente bueno es mirar cada día de frente a nuestro Sol, Helios se llama (lo llamamos, no Lorenzo, por favor, ni la Luna Catalina), por supuesto con los ojos cerrados o súper cerrados, pero de frente, el objetivo no es el de quedarse ciego, sino todo lo contrario, centrarse en la luminosidad que, con eso y con todo, invade rojizamente nuestros ojos, y sumirse en esa inicial rojez no es otra cosa que sumirnos en la senda del Sol, la estrella que, sin lugar a dudas, nos da concretamente la vida anosotros aquí. Tú pruébalo, siempre bien centrado con su luz (aunque hayas de hacer algún súper brevísimo guiño quizá con un único ojo para posicionarte bien en cada momento) y después de simplemente uno o dos minutos, abre los ojos, y dime si no ves mucho mejor, si no te ha desaparecido (normalmente por poco tiempo, eso sí) tu defecto visual. 

Y es que te digo todo esto porque te quiero, no me preguntes el por qué, y suerte que, en la vertiente homo, lo mío anda muy cerca del cero absoluto, que sí no, todo se habría liado para mal, ya ves tú. 

ahora te cuento algo sobre el tiempo de sueño, y por ahora, aflojo :-P 
.. 
. 

No te mates ni pienses en ello. Si bien estarás incorporado al ParaUniverso con tu alma no humana (por cierto, hay dos almas o es que acaso el alma es como una cebolla, que tiene capas más internas y capas más externas(creo que es eso lo que leí en lo del concpeto rosacruz, que hay niveles que no he llegado a entender :P)?? si es así, entonces sería que aún tienes alma, pero sin las capas exteriores, no??) 
y yo por los diversos canales espirituales que tengo con el "otro mundo", como podría ser el intentar buscarte en un sueño lúcido y hablar de todo (y esto me tienes que decir si es posible, aunque intuyo que sí. Y en ese caso, cómo? porqué?)  lo que tenga que hablar, palmarla es un proceso complicado y doloroso y aún puedes invertir tiempo en esta desagradecida especie, y en mi formación.

Además, tu compañera no se sentiría mal?? A no ser que ella también sepa lo del parauniveso (aunque, como yo, no lo entienda demasiado pero lo encuentre lógico). 

. 
Pero si es todo lo contrario, si me muero (que no quiero aún, insisto, pero menos aún sufrimientos físicos, nos son impropios, joer, los propios son los afectivos, psicológicos, verbales, racionales, pero los físicos no), si me muero adquirirás de golpe (aunque inconscientemente) todo mi conocimiento, y es una realidad que viviré en ti. 

Sí, es un poco como una cebolla, yo llamo alma humana a la que los rosacruces denimoninan como segundo cuerpo más denso, el aura, y que también se destruye tras la muerte de nuestro cuerpo humano, por eso odian los cementerios, pues dicen que paraUniversalmente en efecto son sumamente repugnantes, súper desagradables,... y los creo, eso de enterrar es una absurda artificialidad, como recientemente expliqué en algún post del blog de la Magia. 

Situación estable, cuando ya debería de estar mejorando, y por culpa de esto me voy a perder una cita con una chica que me necesita más que a nadie en el mundo, más que tú, seguro, hablo de la pobre genio. 
.. 



Y que diferencia el alma humana de la anterior en densidad?? El alma esa permite tener conciencia después de la muerte??

Y algún día ya me hablarás de tal genio, que mucho decir para picarme a mi, un cotilla de cuidado, pero poco contarme xD 


En cuanto a lo de los rosacruces y nuestros cuatro "cuerpos", mejor que vayas leyendo directamente, con calma y atención, lo que dicen ellos, que nadie lo va a saber explicar mejor. Y además, tienen fuertes motivos para reñirme aunque yo no soy uno de ellos, pues sé la dureza y la más que probable realidad de lo que afirman en cuanto al suicidio y al suicida, aunque pienso que no es mi caso, yo morir no quiero, aún, te tengo a ti y a Esther, y probablemente también a Tania, más la gente que me estima/odia, que es bastante, por lo que si falleciera de sobredosis sería más bien un simple accidente, y se lo computarían como asesinato directamente a mi sobrino Antonio, a su mujer, y a los dos nefastos odontólogos que tan mal ejercieron su labor.  

Así que, por el bien de todos, incluido el de mi más directa familia, espero no morirme, pero de dolor, ni un ápice más, al menos en una buena tanda de días, hasta que se publique el siguiente post al siguiente tuyo al siguiente mío sobre la monogamia, cuyo borrador te voy a enviar enseguida. 

En realidad vivir (más aún) dentro de ti debe de ser todo un placer, joven y confortable como eres, sin duda. Encima, así sí que podríamos compartir, sin "hacer nada raro" todas y cada una de nuestra experiencias eróticas, y tú serías aún mucho más sabio, no me digas que no tiene pinta todo de bastante buen plan. 

Bueno, dejo, por ahora, de desvariar, recuerda que SÍ QUE SOY UN TRASTORNADO (lo que sin embargo, racionalmente, ni suma ni resta a mi "discurso"), y que sois los y las demás quienes soléis tender a ignorar este mi trastorno. 

Pero los locos y los niños siempre decimos la verdad. 

:-) !! 
.. 


Y una pregunta, si eres malo... donde vas? Si eres bueno te elevas. Y si no? :O

Bueno, y lo de vivir dentro de mí, de acuerdo, mientras mis pensamientos y los tuyos dialoguen. Aquí nada de contradicciones en mi mente xD Y si te digo la verdad,  con el desastre de hoy en el crashoil, ha habido un momento en el que me he creído llamar Eladio y predicar en el desierto xD. Les ofrezco esperanza y una meta y me dan ostias (figuradas, eh ;) ). Olé.

Por cierto, ya que hoy estoy introspectivo, te tengo que preguntar algo. Las corazonadas, esa sensación que te dice cual va ser el probable desenlace de algo, que no están argumentadas verbalmente pero "sabes" porque suceden las cosas, existen?? Yo creo que sí, porque si no no notaría eso. O a lo mejor es que la introspección me hace errar, nuse xD

Saludos :D

Las corazonadas existen, y son de dos tipos. 

a - con origen en un futuro en el que, en efecto, determinados deseos ya se han cumplido. 

b - las infundadas, o falsas corazonadas, generadas en exclusiva por nuestros propios deseos, y que lo mismo se pueden cumplir como no. 

Único pequeño problema: el ser humano desconoce metodología alguna que le permita determinar si la corazonada es de origen a u origen b. 

Es lo que hay, o, al menos, yo no sé más. 
.. 

* 

Aclaración "Constrúctica"

El desalmado de mi ex-sobrino, entre las alegaciones que aportó para justificar su inicua utilización de los aparatos del estado contra mi persona, no se cortó un pelo al acusarme de que yo pretendía reanudar, coincidiendo con el sexto aniversario de su hija, no sé qué "Constructo" (son sus propias palabras, habituales en boca de cualquier sapo adicto a la Magia Negra, que hasta ahora tan buenos y miserables resultados les va dando) directamente relacionado con abusos deshonestos hacia esa persona. 

Nada más lejos de la Realidad Real, como ya aclaré, hace la intemerata, en mi post "Constructos Imperiales" de este mismo blog. Ahora, además, ha llegado la hora, entiendo yo, de que ---[ aunque inevitablemente necesariamente terriblemente mutilado (¡toma tres adverbios acabados en mente seguidos, pese a lo cual, la frase conserva su sentido, y hasta puede ser leída y entendida :-D!), para evitar el cierre de este blog por los fascio-Sandros, en la parte que hace referencia expresa a las reales inquietudes de los niños varoncitos ]--- pueda ver la luz, al menos, el apartado dedicado a esas mismas preferencias vitales, si de quien hablamos es mayormente de las niñas. 

Sí, los machistas y las femi-nazis se podrán poner las botas, pero es un riesgo que merece la pena correr, pues de todas formas denostarán a muerte cuanto yo pueda decir, y siempre pueden aparecer posteriores lectores o lectoras que, en silencio, vayan adquiriendo nuevas bases para poder llegar a tener una comprensión bastante diferente del desastroso estado actual emocional real en que vive sumido el Mundo y la Humanidad, y que si no se repara, acabará fatal, fatal, fatal... 

¡Ah, bueno!, y aviso o recordatorio: en este texto del futuro, el genérico del lenguaje es el femenino, por lo que cuando se habla de "niñas", y excepto aclaración ex-profeso, en realidad nos estaremos refiriendo con ese générico, "niñas", tanto a las chicas como a los chicos, no vayáis a caer en interpretaciones todavía más sexistas (strictu sensu, es decir, basadas en la diferencia, que no en la discriminación, en función del sexo biológico con el que se nació) que las que, inevitablemente, obviamente hay. 
. 
. 
*

Justo el día de su sexto cumpleaños, todos los niños y las niñas, habitualmente con gran expectación por su parte, reciben, como regalo de la Administración Redistribuidora, un bebé cibernético a escala tres cinco y ochocientos gramos de peso que se les entrega con una apariencia y una capacidad de atención, en constante incremento, equivalente a la de un bebé humano real de entre unas dos a cinco semanas. Aunque aún no lo saben, en tal momento habrá comenzado para nuestras niñas uno de los juegos más importante de su vida, si no el que más. 

Las niñas y niños han de saber cuidar adecuadamente al ciber bebé, y solamente si le van prestando tanto la atención como el cariño necesarias, el bebé progresa y comienza a recompensarles con más demostraciones de comprensión, alegría y todo ese universo bebé tan importante y en el que tanto nos gusta a todas sumergirnos. Por supuesto, las muñecas no requieren cuidado físico real alguno, aunque también progresan más deprisa si se les hace aseo general, o se les da de comer, o cualquiera otra atención de orden material, como arroparlos bien, mantener su ropa limpia y cuidada, acomodarles el lecho, en fin... 

Los ciber bebés llevan incorporado, como no podía ser de otra forma, un analizador permanente del posible estrés de su "dueña", para en todo momento lograr ser solamente un elemento entrañable y divertido, entretenido, y tal vez hasta instructivo, evitando convertirse en una pesada carga, aunque también dispara alarmas hacia el mundo adulto si es indebidamente maltratado, o accidentalmente cae al suelo, o cosas así. Si recibe un golpe le sale un moratón, pero ello se puede de inmediato resetear si es preciso para, por ejemplo, no traumatizar al niño o niña real en tareas de cuidadora o cuidador, y en todo momento se les recuerda que se trata de un juguete, no de una persona. 

De tamaño no cambian, claro, pese a que se estudió tal posibilidad, pero un día pronuncian su primera palabra, otro consiguen mantenerse en pie, constantemente van ampliando vocabulario y, finalmente, andan, dándose por finalizado el correspondiente nivel de dificultad del juego cuando consiguen que el bonito artefacto camine, sin caerse ni ser sujetado, durante al menos diez segundos. 

Todos los ritmos de progreso general, adaptados a la edad de quienes han de velar por ellos, vienen a ser unas cinco veces más rápidos que los de las niñas de verdad, aunque aún se pueden acelerar mucho más, y eso intentan hacer sobre todo los varoncitos, mientras que la mayoría de las niñas, mis varoncitas incluidas, nunca suelen variar la velocidad que trae de serie el invento.  

Hay más obviedades en la misma línea. El juguete tiene cinco niveles de dificultad o programas, y mientras que los varoncitos, en porcentajes superiores al ochenta y cinco por ciento, siempre completan los diversos niveles antes de que lo haga ni el quince por ciento de las niñas, éstas, en cambio, y en idéntica proporción inversa, superan invariablemente a los niños (excepcionalmente, en este caso concreto incluyo a mis varoncitas en el apartado "niñas") en la perfección de la nota final que obtienen tanto en el nivel de máxima dificultad como en todos los precedentes. 

Porque, en efecto, damos nota sobre muchas cosas, y esta puntuación en concreto, la de la perfección, también se incorpora habitualmente a los video audio juegos y muchos otros instrumentos o materiales didácticos en general. Pero por supuesto, y dado que vivimos en un mundo esencialmente razonable, estas puntuaciones tienen la exclusiva finalidad de servir de orientación a cada una de las propias personas, niñas o adultas, y jamás se han utilizado, ni se puede hacer, para discriminar a nadie a la hora de acceder a la enseñanza que cada cual estime oportuno recibir sobre lo que sea, o a la hora acceder a un puesto de trabajo, o lo que sea.   

Hablando siempre en cifras generales, el interés de la mayoría de los niños por el "juego del bebé" decae en cuestión de semanas o máximo tres o cuatro meses, y desaparece prácticamente del todo cuando han superado el máximo nivel. Bien, hay niños que para nada son así, pero solamente estoy enumerando la tendencia general. 

En cambio, y para sorpresa de nadie, es absolutamente anecdótico el caso de niñas que no dediquen tan abnegada como complacidamente una significativa parte de su tiempo de al menos los dos o tres años siguientes, normalmente muchos más, a jugar con el invento, e incluso a muchas se las ve decididamente interesadas en intentar "adoptar", si ello es posible, a aquellos otros "bebés" que ya no son "importantes" para tantos varoncitos, que apenas si les hacen ya algún caso. Honor y loor a aquellos masculinos miembros de nuestra especie que, en su etapa infantil, supieron dispensar a sus "retoños" cuidados similares a los que les prodigan las niñas, pero porcentualmente son muy pocos. En concreto, y casualmente, venimos a ser uno de cada siete. 
. 
. 
. 
Pues, ¡hala!, :-), hasta otro rato :-D 
ET & forrest gump. 
.. 


** 

. 
(viene de la foto inicial) ...lo que el resto de la gente vemos así

. 


********
.. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada