dimecres, 12 de juny de 2013

Se trata del tiempo, estúpido o estúpida (y III)



. 
(...veníamos de aquí)
. 
Estimados lectores o lectoras: 
. 
Pues conclusión de esta serie dedicada al tiempo, a "nuestro" tiempo, tiempo que, tan vil como impunemente, los rectores de la Muerte Emocional, y sus muy variadas y diversas Policías del Pensamiento, se encargan de llenárnoslo de NADA, o peor aún, DE MUERTE, cuando, en ocasiones, consiguen deprimirnos
. 
*
. 

diumenge 14 d’octubre de 2012


Se trata del tiempo, estúpido o estúpida (y III)

.

. 
**
. 

estimado lectorado: 

A lo largo de los dos precedentes post del domingo, 7 y jueves 11 pasados se ha ido exponiendo lo que, al respecto de "nuestro peor enemigo", el tiempo, dijo el sabio zamorano en Barcelona (Europa) hace ya algo más de dos décadas. Ahora, para finalizar, veamos que más contó, muy avanzada ya la conferencia, sobre ese mismo tema, el tiempo, el tiempo, el tiempo, en este caso referido al empleado en los viajes. 

Veamos, veamos qué dio de sí esa reflexión final.  
. 
* 
. 
"...No puedo detenerme demasiado en lo del tiempo, como pides, porque es demasiado tarde y nos llevaría muy lejos, y el tema es enormemente complicado: una de las cosas en las que estoy más metido estos meses es, justamente, los muchos problemas que en torno al tiempo se me plantean todavía y para los que no encuentro salida. Pero en los términos en los que me los recuerdas, respecto a la velocidad en los viajes, sí que se puede decir algo pertinente. 

En efecto, se nos hace creer, entre otras cosas, por parte del Capital, que lo único que importa en un viaje es llegar cuanto antes. ¡Parece tan evidente! ¿Cuál puede ser la ventaja de un ferrocarril? Joder, pues que en vez de tardar diez horas en llegar a París, puedes tardar cinco horas, así de simple. Que en vez de tardar un mes en llegar a Nueva York, pues tardas dieciocho horas. ¡Es tan simple, tan imbécil, y tan dominante!

Pero, ¿qué revela esto? Revela que de antemano se ha supuesto que el tiempo de duración del viaje está literalmente vacío, en el sentido que he dicho. Si lo que importa es llegar en tres horas, en lugar de cinco, es porque se considera que las tres horas o las cinco son malas, y que cuanto antes pasen, mejor. Ahí tenéis una de las apariciones más flagrantes del tiempo vacío. El tiempo del viaje, tal y como es concebido por Estado y Capital, es literalmente un tiempo para nada. 

Es un tiempo para llegar y, por tanto, cuanto antes se llegue, mejor. Por eso, como veis, lo rellenan de diversión. No les parece que la ventanilla de un tren sea bastante: hay que meter vídeos, en los autobuses, hasta en los trenes de más lujo, en los aviones, porque se reconoce la condición del tiempo vacío: no hay nada que hacer, no puede pasar nada; pues a llenarlo, a llenarlo, a mantenerlo vacío llenándolo como siempre. 

Es decir, se ignora que un viaje es un trozo de vida como otro cualquiera, donde pueden pasar cosas esactamente igual que en otro sitio cualquiera. En un tren, en especial, donde te puedes mover de un lado para otro. En un auto, más difícil, y en un autobús; pero vamos, en todo caso, siempre te pueden pasar cosas. En un auto es más difícil, porque, si viajando en el auto pasan cosas, más bien le pasan al auto que a tí. Ésta es la diferencia. Mientras que en el tren, pues no, hay más posibilidades de que te pasen cosas a tí, no al tren. Que te pasen cosas a tí, por los pasillos o por donde sea, especialmente en los trenes de vieja estructura. 

De manera que todavía, en una situación relativamente arcaica del Capital, donde se inventaban cosas que servían para algo, fines del XVIII, como el ferrocarril, pues sí, efectivamente, se concebía que el tiempo del viaje era un trozo de vida como otro cualquiera; y que, por tanto, lo que había que hacer era pasárselo lo mejor posible. De ahí esos trenes que tanta envidia nos causan hoy, El Orient Express y todas esas cosas, para los ricos, desde luego, alternando con los infames trenes, lentísimos, ya sabéis, de tortilla de patatas llena de carbonilla, y de agua caliente, y de cosas así... 

Pero, desde el Orient Express hasta el más humilde, eran sitios donde se seguía viviendo y pasaba algo y, desde luego, el llegar tenía una importancia muy secundaria. Bueno, pues ahí veis la evolución, esa es la perfección del Progreso: cuando se llega a concebir que sólo el fin, sólo el futuro es lo que importa, entonces es que ya te han dado el cambiazo total, te han suprimido tres horas, dos días de  vida. Sin más, suprimidos. Han conseguido su ideal: la administración de la muerte. 

Y entonces, tenéis ahí, al mismo, tiempo, un símbolo: lo único que importa es llegar a tu punto de destino, a Nueva York o a París. Eso está recubriendo el hecho de que lo único que importa es llegar al punto de la muerte, donde se cumple con perfecto éxito mi personalidad: ese es el final del viaje al que, de verdad, aspira. 

Bueno, habría muchas más cosas en torno al tiempo, pero,... me parece que nos va faltando ya... :-D ... 

... 

...nos despedimos a la fuerza... Nos despedimos, cortamos, y hasta otra :-)  
. 
****
. 
El tiempo, ese tiempo que deberíamos y desearíamos "vivir", y no "gastar", junto a aquellas personas a quienes amamos, y que, sin embargo y por la inhumana organización y sumisión a que nos somete este sistema insostenible y cada vez más acéfalo, hemos de desperdiciar inútil y penosamente en labores o tareas en general perfectamente prescindibles. 

Así que vale, el futuro (tanto el de "Ellos" como el de quienes niegan cualquier futuro), en el mejor de los casos, será mucho más austero y "desmaterializado" que el actual, pero, a la vista de lo que nos ha ido deparando tanto exceso tecnológico y tanta bobería, ¿no resulta, entonces, más que probable que ese futuro de nuestras generaciones más jóvenes pueda ser perfectamente más feliz, más humano, más entregados y entregadas, cuando toque, a relaciones y actividades de verdadera diversión colectiva y ACTIVA, en vez de la porquería a que, como receptores y receptoras pasivas, nos tiene sometido la vigente modalidad de "(des)Orden Social"? 

Insisto y me reitero una vez más: por más que creamos ser dueños o propietarias de esto o de lo otro, ¿quién nos dice que mañana no nos podrá ser arrebatado todo? Bueno, ¿todo, todo? No, todo no, pues hay esas tres cosas que sí que nos pertenecen, y siempre nos pertenecerán, mientras sigamos con vida en este mundo: nuestro cuerpo, nuestra inteligencia, y NUESTRO TIEMPO, NUESTRO TIEMPO !!  

Demostrado ha quedado, pues :-) , el enunciado de esta serie de posts: "IT'S THE TIME, STUPID!". 

Leed o releed MOMO :-)  sobre todo si tenéis hijos o hijas pequeñas ;-) 

:-) 
un saludo cordial. 
ET & forrest gump. 
.. 
.  


. 
..
****
. 
Ni que decir tiene que al asno, que siempre bebe de mis fuentes aunque él lo ignore, le faltó tiempo para, el posterior día 1 de noviembre, hacer el máximo escarnio de la muerte de mi insigne paisano, Agustín García Calvo, burlándose de mi título para estos posts, y tergiversando la Realidad y la Verdad en ellos relatada, para suplirlo con la absoluta falsedad de que "Se trata de la energía, estúpido", como tituló a su post de ese día, post que, en su parte académica, como de costumbre, es impecable. 

Pero sólo desde el punto de vista enciclopédico. Respecto a los demás, especialmente al humano, será difícil encontrar mayores cotas de miserabilidad que las que gasta ese siniestro individuo que, sin serlo, se hace pasar por mi "amante" sobrino. Pues bueno, el Cielo ya le ajustará las cuentas, cuando perezca en sus propios océanos de espúrea y gratuita maldad hacia quienes debían de ser sus hermanos y hermanas humanas. 

En fin, ¿qué se iba a poder esperar, por otra parte, de un asno miserable cuyo único objetivo en la vida es liquidar a todos y todas aquellas humanas que o bien no alcancen el suficiente nivel de inteligencia, o bien no le sean lo adecuadamente serviles en todo momento? 

Así es: mira por dónde, la Primera Bestia, a quien yo prefiero llamar la RED, a veces hasta nos es favorable, mientras que la Segunda, aquella ante quien se rinde la Primera, sencillamente desea nuestra destrucción, pues esa Segunda Bestia no deja de ser, en su personificación como AMT, lo que de clásico entendió por el Demonio la religión cristiana, atención, nada de cuernos, rabos y oliendo a azufre, sino algo mucho más conceptual, y desgraciadamente, también mucho más real

Y no va el imbécil y encima se extraña de que esa misma aciaga jornada, cumpleaños también de cierta persona que un día le pedirá rotundas cuentas sobre por qué no me ha conocido, ésta se llevara un fuerte, peligroso golpe en la cabeza... ¡¡¡ Pero si se lo dio él, con su incalificable ofensa a la memoria de quien justo acababa de morir ese mismo día, que vengan, si no, desde el ParaUniverso, y nos demuestren lo contrario !!! 

Pues hasta el siguiente post, ¿no :-D ?, visto está que mi fuente, inspiración o capacidad literaria es ya inexistente X-D  

saludos cordiales :-)  
ET & forrest gump. 
.. 
. 
**
.. 

1 comentari:

  1. Delito perderse este post de Félix Rodrigo Mora:

    http://esfuerzoyservicio.blogspot.com.es/2013/05/la-sociedad-del-no-pensamiento.html

    Por ser cierto lo que dice FRM de principio a fin, le suceden a usted todas estas cosas, forrest.

    ResponElimina