diumenge, 27 de gener de 2013

Un modelo social del futuro (IV) Estructuras sociales de base


***

Queridos lectores o lectoras: 
. 
. 
A estas alturas, seguro que no es preciso que detalle la fuente de todas estas sorprendentes exposiciones. 

¡Ah!, y como siempre en este texto "transtemporal", recordad que el genérico del lenguaje es el femenino. 
. 



.

Nuestras unidades básicas de convivencia social y sexual más frecuentes y usuales son las comunas. Las de convivencia social están integradas por miembros estables y miembros itinerantes. Los miembros estables son un número variable e indeterminado de familias ---[ entendidas éstas, no cabría concebirlas de otra forma desde la óptica de la matricentralidad, como las formadas por madre e hijas mientras éstas sean menores de edad ]---, soliendo haber ordinariamente, por cada comuna en concreto, de tres a nueve de estas familias que así han libremente decidido irse agregando para vivir o para proseguir las andanzas de una comuna ya preexistente. 

Los miembros itinerantes de estas comunas, en general varones o mujeres sin hijas menores de edad, suelen guardar más o menos la proporción dos a uno respecto del número de madres, siendo sus períodos máximos de estancia en ellas, no obstante, de tres meses, aunque se suele prorrogar, si así lo desea el o la afectada, al menos en una ocasión. 

Sin embargo, y en todo caso, en un plazo máximo de nueve meses, aunque solamente sea por un trimestre, se tienen que largar rumbo a otra comuna o rumbo a donde quieran. Aunque por supuesto todo esto de los plazos y demás carece, por descontado, de transcripción legal alguna, lo habitual es que todo el mundo se ciña en su comportamiento a los citados criterios, y así es cómo, entre otros muchos logros, nuestra civilización ha hecho realidad la anhelada utopía del hogar familiar sin varones adultos estables radicados permanentemente en él. 

Cabe comentar aquí, porque si no no sé dónde lo voy a meter, que aunque existen suficientes centros de educación infantil y parvularios, la mayoría de las niñas menores de seis años aprenden las primeras letras y comienzan a saber manejarse con la Red y otras tecnologías en el seno de sus comunas. 

Es casi imposible que fuera de otra forma, dada la extrema atención que todas las adultas residentes en un hogar o comuna incondicionalmente les prodigamos en todo momento, pues hasta dejamos de follar por atenderlas, si bien por supuesto siempre les dejamos ir a su aire, a nadie se le ocurre imponer porque sí su presencia a cualquiera de estas encantadoras criaturas, ya nos buscarán si así lo desean, y hasta en las siempre por nosotras deseadas y aun anheladas efusiones afectivas, besos, caricias o abrazos, estamos a lo que ellas se dignen demandar, querer. o generosamente regalar. 

Y, por descontado, nada de sexo con ellas bajo parámetros o concepciones adultas del tema, pues estaríamos buenas, ya que, por más que bien que nos ven actuar a todas las demás, de pequeñas o muy pequeñas ellos "entienden" tan poco como ellas, salvo los excepcionales casos de gran madurez física y mental que se puedan dar, aunque aun así, se lo digo yo que si de algo sé es precisamente de esto, con menos de seis años nada de nada.. 

Lo ven, claro, cotidianamente, porque, ¿qué habría de ocultárseles? Desde que nacen se les comenta que esos son unos muy vigorosos juegos de adultos, concretamente denominados las TPM o Tremebundas Peleas pero de Mentirijillas, y aunque a veces llegan a marcharse algo asombradas más que asustadas por la intensidad de las escenas que se desarrollan ante sus ojos, en general pasan bastante del tema, como es natural, o hasta se ríen si en los procesos rugimos en exceso, sobre todo si se trata, como es habitual, de grandes orgías en grupo, y hasta en ocasiones se desternillan de, según ellas y ellos, vernos hacer tantas tonterías. 

Sigamos con el tema central. No obstante lo que en principio pudiera quizá parecer por su denominación, los miembros estables de las comunas lógicamente también van cambiando con el tiempo, pues las familias se suelen marchar, aunque nadie las echa, al ir cumpliendo las hijas la mayoría de edad, y otras nuevas madres con sus criaturitas más o menos recién nacidas van reemplazando a quienes se van. Por lo tanto, siempre hay nuevas comunas que se fundan, otras que desaparecen, y otras muchas, lo más habitual, en las que sus diferentes miembros se van paulatinamente renovando. Es todo como bastante dinámico.

Tanto o más dinámicas son las comunas sexuales, en las que suelen estar integradas todos los varones adultos y las mujeres sin descendencia menor de edad, siendo aquí los miembros itinerantes las mamás, con o sin su descendencia a cuestas, aunque por períodos o estancias bastante más breves. 

Las comunas de este otro tipo normalmente vienen a estar integradas por entre veinticinco y treinta y cinco miembros, aunque en ellas la población en régimen estable suele ser mayoría bastante absoluta, y si bien lo normal es pertenecer sucesivamente a diversas de ellas, de según qué comunas digamos que nunca termina una de irse del todo, aunque solamente sea a nivel emocional. 

Pero no se dejen engañar por sus denominaciones, porque lo que se dice erotismo y sexualidad, se practican más o menos por igual en ambos tipos de alojamientos, o sea, siempre que se puede, y como las niñas, como se ha dicho, desde que nacen nos ven hacerlo y que no pasa nada, más allá de su eventual capricho de querer "participar", en general, si no están aún en una edad en que también empiezan a interesarles los audiovídeos pornodidácticos, pasan, insisto, completamente de nosotras y se dedican a sus juegos, estudios o aficiones. 

Y si son de las que ya "entienden" y quieren meterse en el fregado, saben que, a priori, y si se comportan debida y adecuadamente, adulta alguna tiene el derecho de rechazarlas, privilegio que solamente tendría un niño menor que ella o él que, previamente, ya estuviera metido en el berenjenal. 

Así es, hubo de tomarse tan penosa medida discriminatoria porque las niñas que no eran de las de una de cada siete ordinariamente no tan sólo no querían participar, sino que, a partir de cierta edad, pretendían que las demás, especialmente los niños, tampoco lo hicieran, por lo que se colaban en los grupos para no dejarlos participar, pobres niños. 

En fin, son siglos y siglos de determinismo genético, por lo que a los varoncitos ha de enseñárseles a nunca usar la violencia, ni sobre las féminas, pobres niñas, ni sobre nadie, y a las niñas conviene, desde muy pequeñas, educarlas en, al menos, saber no molestar o dificultar los contactos sexuales entre las demás. Solamente mis una de cada siete, las que siempre "entendieron", son másters cum laude en ambas materias del correcto desenvolverse, siendo en tales facetas las más perfectas de la humanidad, de niñas y de mayores. 

Bien, retomemos, de nuevo, este somero bosquejo general de nuestro entramado social. Así, y progresando en la descripción de los esquemas que caracterizan a nuestra sociedad, nos encontramos con que ambos tipos de comuna, a su vez y en la práctica, están federadas en clanes que aseguran, cada uno a sus comunas asociadas, que velarán permanentemente porque todos y cada uno de sus miembros individuales tengan en todo momento el más idóneo de los alojamientos posibles. Los clanes albergan a un número muy variable de comunas, desde una única, que poquitos pero aún así los hay, hasta a veces cincuenta o más.

A las federaciones de clanes las denominamos anillos sindiásmicos porque, a diferencia de lo que sucede en los niveles inferiores de esta organización social, donde los compromisos son siempre voluntarios y en todo momento revocables, en estos anillos, en cambio, aunque nada obliga a entrar en uno de ellos y de hecho hay multitud de clanes sin "anillar", si se entra se hace por un período de tiempo mínimo concreto previamente pactado, única manera de conseguir hacer cuadrar las grandes cifras que respecto a todo se comienzan a manejar, porque los menores anillos de tal tipo enseguida suelen incluir cincuenta o más clanes, aunque los hay aún gigantescamente mucho mayores. 

Las rondas son un planteamiento alternativo en el que se contraen los mismos compromisos que en los anillos sindiásmicos, excepto el compromiso de pertenecer a ella por un tiempo mínimo determinado, existiendo las rondas dinámicas, en la que existe el compromiso adicional de, periódicamente, transhumar en grupo de una  a otra comuna o clan, y las estáticas, en las que no es preciso cumplir con tal cosa. 

Las rondas son bastante populares entre la juventud y la mediana edad, mientras que las de más edad, sin dejar por ello de ligar con quien se pueda y se deje (y sea legal, claro), preferimos la más estable cobertura de los anillos sindiásmicos, que a veces hay rondas que dan algo de pena en lo de proveer según qué necesidades o, al menos, parecen manifiestamente mejorables en diversos aspectos. 

Como siempre, las viejas criticando a la juventud. Lo hacemos con la mejor de las intenciones, claro que sí, con argumentaciones y sin saña alguna, pero la criticamos, incluso hoy en día que no hay lugar a la envidia, pues aunque el color de nuestros cabellos o cejas, que nunca teñimos salvo por hacer el indio, tiende a ser un fiable indicador de nuestra edad real, por lo demás somos igual de molones que las jóvenes. Bien, pero ellas asumen con paciencia y buen humor esta manera de ser de las mayores, pues nuestra juventud es una gente maravillosa, y bastante idealista, como en todos los buenos períodos de la historia de nuestra especie.

Los matrimonios por grupos, fórmula hoy prácticamente en desuso, venían a ser una formulación alternativa al clan. Sin embargo, como el esperado compromiso de que todas las casadas de cada grupo fueran mutua y sexualmente accesibles para absolutamente todas las demás personas del resto de grupos implicados no se correspondía gran cosa con la realidad de cómo somos las humanas de verdad, enseguida languideció y dejó paso al, en tal terreno, mucho menos exigente clan. 

No obstante, la gente muy, muy joven, aún va integrando algunos nuevos matrimonios por grupos, convencidas como están de que ellas son diferentes y podrán hacer perdurar de verdad en el tiempo tal tipo de unión o compromiso socio sexual. Lo que les decía, unas idealistas, pero lo más deseable es que indefinidamente sigan siendo así todas las sucesivas oleadas juveniles. 

También, naturalmente, están las desarraigadas, que no pertenecen a grupo o clan alguno, y que habitualmente viven en solitario o en pequeños grupos de dos o tres personas, pero descontando el caso particular de las recién accedidas a la mayoría de edad y que con ella se han independizado, que suelen de entrada utilizar tal forma de habitar o vivir hasta que llegan a fundar su propia comuna o bien se agregan a alguna ya existente, que de todo hay, en el resto de población el porcentaje de las que así viven, desarraigadas, es realmente muy insignificante, bastante menos del uno por ciento de la población igual o mayor de veinte años. 

Las menores, claro está, no tienen aún libertad para elegir tal tipo de vida, aunque a partir de que cumplen los catorce hay una cierta tolerancia o vista gorda respecto a dónde habitan de verdad, si bien, a todos los efectos, siguen bajo la tutela efectiva de su comuna materna y de su grupo o clan. 



...bueno, es un esquema muy general, claro (y cualquiera se atreve a detallar más sobre según qué cosas, visto lo dicho por la de la "pronografía" :-D), pero, para comenzar a comprender que, alternativas al modelo socialmente hoy impuesto, haberlas, haylas, es más que suficiente. 

Otra cosa, claro, es que, como siempre, habremos de pensar en términos de "proceso o procesos para llegar a...", y no en eventos,  tipo "mañana chascamos los dedos, y automáticamente estará cambiado y solucionado todo gracias a esta o aquella idea mágica o majica". 

En fin, quien desee aprender o reflexionar más en profundidad sobre qué es el salvajismo, qué la barbarie, o qué, lo peor de todo, este suicida modelo que denominamos "civilización", puede apoyarse en este artículo sobre el tema de la familia bajo una óptica mucho más convencional


saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 
. 

. 

. 

***
  
***
  
***
  
***
  
***
  
***
  
***
  
***
  
***
  
***
  
***


.. 

8 comentaris:

  1. Ah! Pues por listo ahora te toca decirnos como se hace una transición, pautas que sean adaptables a la mayoría de las sociedades occidentales y rangos de edad :P

    Si quieres, claro ;)

    PD: Buen post, y molan las fotos del principio jajaja

    ResponElimina
    Respostes
    1. ---

      Pues, por listo tú :-P , bien que ya he propuesto un primer paso, ¿no?, imprescindible para esta y otras muchas transiciones, o sea, para poder afrontar con garantías reales de éxito LA TRANSICIÓN GLOBAL.

      Seguro que te suena, Una cosa titulada "Una propuesta realmente Revolucionaria.

      Elaborar el dichoso collage espanta-Sandras me llevó no menos de cuatro horas, pero, la verdad, me lo pasé bastante bien :-)
      ..

      Elimina
    2. ---

      Mira, "hablando de la reina de roma, por la puerta asoma".
      ..

      Elimina
    3. Bueno, si lo miras así... pero lode una propuesta realmente revolucionaria no sirve para este caso en concreto... Da igual, releyendo los 4 post del futuro + un poco de imaginación es posible que me salga un esquema algo potable jajaja

      Elimina
    4. ---

      Lo dirá usted que no sirve para este caso en concreto :-P , pues sirve para este y para todos, no habrá transición posible hacia la Racionalidad sin que, por la vía que sea, se tienda a una propuesta como la allí formulada: entregar el poder real, o sea, y según el presunto modelo vigente, el voto, exclusivamente en manos del segmento menos irracional de la Humanidad: las personas comprendidas entre los doce y los veinticinco años, y aquellos otros u otras que, a partir de esa edad, demuestren suficientemente haber conservado tal Racionalidad.

      Porque se ha pedido, aunque sea de guasa, que diga cómo iniciar los primeros pasos de ese proceso, y si algo se puede tener claro es que mientras el poder siga siendo detentado por los mismos de hoy en día, no habrá nada que hacer.

      Un proceso es lo que suele tener, es bastante complejo, y las vías para poder alcanzar según qué objetivos raramente son "líneas rectas", o "independientes" del resto de cuestiones.
      ..

      Elimina
    5. A ver, eso ya lo se, que se necesita la pedocracia (que mal suena, por dios xD), pero también hay que mirar el ritmo de adaptación de los irracionales, eh ;)
      Y que hay que informar bien a los niños y tal. Y para este caso en concreto como que una niña de 8 años va a saber mucho de este tema, vamos, ni siquiera un niño :P

      Elimina
  2. ---

    Durante un período de al menos tres horas no ha sido posible introducir comentarios en blogger a causa de algún fallo general que impedía la visualización de la clave que requiere para validarlos.
    ..

    ResponElimina